Descubre qué y cuánto comer para ser sostenible

En el día mundial del medio ambiente, es importante observar lo que comemos para asegurar un futuro sostenible.

Escrito por Karina González Bret
01/10/2020 18:04

Contaminación de aire, suelo y aguas, uso de energías fósiles, la generación de residuos, el desperdicio del agua y la tala de árboles, todo nos remite al medio ambiente. Pero ¿por qué la alimentación no nos hace pensar en nuestros impacto medio ambientales?

Probablemente porque apenas se empezó a considerar en 2006 tras la publicación de “La larga sombra del ganado” de la ONU, la cual fue seguida de muchas investigaciones que en su mayoría confirmaban que la ganadería industrial es una de las actividades humanas con mayor impacto ambiental, mayor en conjunto que la agricultura. A partir de entonces, el mundo entero, poco a poco, se está dando cuenta de que modificar nuestros hábitos alimentarios es uno de los actos más progresistas para lograr un futuro mejor.

Los impactos ambientales más conocidos de la ganadería, son los asociados al cambio climático, pero también se debe considerard el uso de suelo y del agotamiento de agua. Como ya hemos comentado antes, los animales requieren el cultivo de distintos granos y hortalizas para su nutrición, y que además podrían ser destinados al consumo humano en vez de animal. Incluso los pastizales que el humano no puede metabolizar, requieren mayor terreno por pastura que los granos.

En respuesta se ha trabajado en proponer cambios tecnológicos para mejorar la eficiencia y reducir los impactos de la ganadería, por también se ha demostrado que por sí solos no son suficientes para ser sostenibles.

Aún los sistemas pecuarios considerados más sostenibles, tienen sus limitaciones, especialmente con el imparable ritmo al que crece la población.

Realizar cambios en la alimentación y reducir significativamente el consumo de aquellos productos con mayor impacto ambiental es imprescindible para un futuro mejor. ¿Te has puesto a pensar a cuánto equivale en impactos ambientales lo que comes?

Te damos unos ejemplos, en términos de km recorridos por un auto sedán a gasolina de 4 cilindros, el tiempo que pasarías en la regadera y la cantidad de “huacales” que necesitarías en un huerto urbano para producir los ingredientes de cada alimento:

Hamburguesa de res equivale a: Hamburguesa de quinoa y frijol equivale a:
18 km 2 km
4 horas 1 hora
292 huacales 9 huacales

Ensalada de atún con verduras equivale a: La misma ensalada usando garbanzos equivale a:
7 km menos de 1 km
5 minutos 15 minutos
4 huacales 2 huacales

Tacos dorados de pollo equivalen a: Tacos de tinga de zanahoria equivalen a:
7 km 3 km
4 horas 1 hora
18 huacales 4 huacales


La lista continúa, y en todos los casos, aquellos platillos que contienen productos de origen animal, tienen impactos mayores que los que no, por lo que una medida importante para realmente cuidar el medio ambiente, es ser conscientes de qué y cuánto estamos poniendo en nuestro plato.

De la misma forma, lo que dejamos en él. Todo alimento desechado tiene también impactos ambientales severos, por lo que comer solo lo necesario y evitar el desperdicio, también son fundamentales para cuidar al medio ambiente.

Llevar una alimentación sostenible en los centros de trabajo es fácil, en Alianza Alimentaria tenemos el conocimiento para que las organizaciones pueda ofrecer a sus colaboradores una dieta sostenible y saludable. Si es de tu interés llevar esta iniciativa a tu comedor, contáctanos: [email protected]


<< Anterior Siguiente >>