¿Qué riesgos tiene el consumo excesivo de carne?

Un consumo excesivo de carne limita las opciones alimentarias y puede tener riesgos a la salud.

Escrito por Alejandra Gloria Piña
18/09/2021 13:00

Se suele consumir mucha carne y de varios animales. El principal problema surge cuando se acostumbra a comer siempre lo mismo y apenas variamos nuestra alimentación, con una mínima o nula inclusión de alimentos vegetales.

El mensaje o la promoción de la disminución de carne y otros productos de origen animal de los modelos alimenticios actuales pocas veces viene desde el mundo político, a pesar de que muchos Gobiernos llevan un mensaje muy parecido dentro de sus políticas de sostenibilidad.


No te pierdas: ¿Por qué Inglaterra aspira a reducir un 30% el consumo de carne?


Sobre las evidencias científicas que remarcan los problemas de salud que pueden acarrear comer demasiada carne muy frecuente, han resaltado las siguientes referencias: “Por ejemplo, tenemos los documentos del Fondo Mundial de Investigación Contra el Cáncer, o los de la OMS, que quizás son los más conocidos, y concluyen que la evidencia es convincente sobre el efecto de la carne procesada en el incremento del riesgo de cáncer colorrectal. Sobre la carne roja, la relación es menos evidente aunque también se considera que puede incrementar. Las recomendaciones siempre son reducir carne roja y eliminar carnes procesadas, el problema es que a veces no distinguimos cual es una y cual es otra”, comenta Beatriz Robles, dietista-nutricionista, tecnóloga de alimentos y autora del libro “Come seguro comiendo de todo”.


Te puede interesar: Más mexicanos adoptan hábitos alimenticios que eliminan productos animales


Por otra parte, las apariencias también engañan en las carnes que a priori parecen o se promulgan como más saludables: “Esos fiambres de pavo que vemos que parecen tan saludables, sin una gota de grasa, también es una carne procesada. Carne procesada es toda aquella que haya sido sometida a un procedimiento de salazón, de fermentación, a un cocinado previo como las salchichas que están cocidas... Sin embargo, las carnes rojas, aunque no hay una definición firme y exacta sobre ellas, lo que considera carne roja la OMS son el porcino, vacuno, el caballo también, ovino y caprino”.

El problema surge cuando se consumen en grandísimas cantidades. Los últimos datos que se tienen de encuestas alimentarias en España, indican que el consumo de carne duplica las recomendaciones que se hacen desde las entidades sanitarias. Incluso, si alguien la quiere eliminar completamente puede tener una dieta perfectamente sin carne, que sea adecuada, saludable y deliciosa, además de mucho más sostenible.


Relacionado: 3 formas de adoptar una alimentación que ayude al medio ambiente


Dejando claro que lo más importante es obtener proteínas requeridas para cada persona, Beatriz ha abierto un abanico muy amplio de posibilidades para conseguirlas: “Lo que necesitamos son proteínas y las podemos obtener de muchísimos sitios. También tenemos muchas fuentes de proteínas vegetales, pero no han tenido la misma promoción y ni siquiera las tenemos en cuenta muchas veces. Las campeonas aquí serían las legumbres, y de ellas, los garbanzos o la soja que tienen absolutamente todos los aminoácidos esenciales y son proteínas de muy, muy buena calidad”.


Vía COPE


<< Anterior Siguiente >>