¿Por qué es importante invertir en la alimentación sostenible?

Muchas empresas se están reposicionando para satisfacer la creciente demanda de alimentos sanos y sostenibles.

Escrito por Alejandra Gloria Piña
08/12/2021 03:59

En los últimos años, se está dando una revolución alimentaria. No sólo queremos saber más sobre lo que comemos, sino también sobre su procedencia. Esto es una respuesta a un problema global que necesita ser resuelto.

Los mercados mundiales de alimentos ya presentan dificultades para satisfacer las necesidades alimentarias de los habitantes del planeta; las enfermedades relacionadas con los hábitos de alimentación van en aumento, y los devastadores efectos medioambientales de los procesos ganaderos y agrícolas, y de fabricación y producción insostenibles, se han hecho evidentes.

Cada vez más empresas e instituciones caen en cuenta de que el mundo y su bienestar están realmente en juego. Y, hoy en día, muchas de ellas se están formando y reposicionando para satisfacer nuestra creciente demanda de alimentos sanos, asequibles y nutritivos, elaborados con métodos respetuosos con el medio ambiente. No sólo son empresas que se desempeñan en el rubro de la producción alimentaria, sino también aquellas con servicios de cocina y comedores empresariales.

Esto tiene mucho sentido desde el punto de vista empresarial. Los productos y las prácticas que rodean a la alimentación sostenible representan, en conjunto, un enorme mercado fronterizo en crecimiento que ha llegado para quedarse. Entrar en el mercado no sólo permite a las empresas devolver algo a la tierra, sino que también les puede reportar enormes beneficios a largo plazo.

Junto con los vehículos eléctricos y el aumento de las energías renovables, consideramos que la revolución alimentaria actual es una de las oportunidades de inversión del siglo.


No te pierdas: ¿Por qué es importante para las empresas integrar la sostenibilidad?


¿Por qué surge la necesidad de modelos de alimentación sostenibles?


Los modelos de alimentación convencionales han sido, y siguen siendo, incapaces de seguir el ritmo del rápido crecimiento de la población. Con tanta gente que alimentar, el enfoque se ha alejado de la nutrición y se ha centrado en el suministro de tantas calorías como sea posible, por el menor coste posible. Este enfoque de “economías de escala” ha dado lugar a innumerables consecuencias devastadoras.

Tomemos como ejemplo el creciente uso de combustibles fósiles baratos, la ganadería industrializada, la agricultura mecanizada, el procesamiento de alimentos y las prácticas insostenibles de envasado. Todo esto conduce a procesos nocivos como la contaminación de fuentes no localizadas y las emisiones de gases de efecto invernadero que dañan los ecosistemas locales, regionales e incluso mundiales.

También, se ha dado un desplazamiento desproporcionado de la producción mundial de alimentos hacia mercados menos emergentes. Esto tiene sentido para las empresas del primer mundo: la mano de obra y los impuestos son más bajos en estos países, mientras que la normativa medioambiental es más laxa.

Sin embargo, la carga en el lado receptor es terrible. Los modelos alimentarios tradicionales se ven habitualmente dañados o destruidos, afectando a la salud de la población, a los ecosistemas y a las culturas.

El Instituto de Recursos Mundiales expresa la magnitud de la crisis:


“Si los niveles actuales de eficiencia productiva se mantuvieran constantes hasta 2050, alimentar al planeta supondría talar la mayor parte de los bosques que quedan en el mundo, acabar con miles de especies más y liberar suficientes emisiones de gases de efecto invernadero como para superar los objetivos de calentamiento de 1,5°C y 2°C, establecidos en el Acuerdo de París, incluso si se eliminaran por completo las emisiones de todas las demás actividades humanas”.


Las implicaciones para la salud son igualmente desagradables. Como se puede imaginar, el enfoque en la cantidad en lugar de la calidad ha afectado a la calidad de los alimentos en todo el mundo y ha provocado un gran aumento de enfermedades.


Panorama positivo para la alimentación sostenible


En los últimos años, ha surgido un notable cambio a nivel mundial que se aleja de los modelos alimentarios convencionales y se acerca a los sistemas alimentarios sostenibles, tanto en las empresas como en la población.

Estos sistemas son ahora fundamentales para muchos, si no todos, los 17 miembros de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Los sistemas alimentarios sostenibles proporcionan alimentos sanos a las personas y, al mismo tiempo, protegen y mejoran las redes medioambientales, económicas y sociales que rodean a los alimentos. Esto abarca todo, desde el desarrollo de sistemas de distribución de alimentos más sostenibles, la creación de dietas sostenibles y la reducción del desperdicio de alimentos.

Las empresas alineadas con estos objetivos presentan la combinación perfecta de un gran potencial de crecimiento y prácticas operativas responsables. La exposición a lo que se considera una oportunidad de inversión sostenible única en su género debería ser una obligación.

Hay varios subsectores a través de los cuales se puede obtener esta exposición, como los alimentos orgánicos y a base de plantas, la seguridad y las pruebas de alimentos en la agricultura tradicional, la agricultura de precisión y la ciencia agrícola, la acuicultura en tierra, los envases sostenibles, y la implementación de menús sostenibles en las cocinas y comedores empresariales, escolares, hospitalarios, etc.

La revolución de la alimentación sostenible ha llegado para quedarse y los efectos a largo plazo para nuestra salud y el medio ambiente están siendo claramente tomados muy en serio por muchas naciones de todo el mundo.

Las perspectivas de inversión podrían ser la clave para obtener rendimientos superiores a medida que los modelos alimentarios sostenibles empiezan a dominar el mundo. En Alianza Alimentaria le apoyamos para implementar estrategias alimentarias para que las empresas, instituciones y organizaciones alcancen sus objetivos de sostenibilidad e innovación social. Contáctenos.


Vía RankiaPro Europe


<< Anterior Siguiente >>