Plato Harvard: modelo alimenticio por la sostenibilidad

El Plato Harvard es una representación visual que permite crear platos saludables, sostenibles y sencillos.

Escrito por Alejandra Gloria Piña
18/09/2021 12:29

El plato de Harvard es una herramienta de educación alimentaria desarrollada por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, para entender las proporciones de alimentos que deberíamos estar consumiendo en nuestras comidas diarias.

En concreto, la representación visual de éste plato es una división en porciones, y cada una de ellas indica la proporción de los diferentes grupos de alimentos que deben aparecer en nuestro plato:


1. La mitad del plato está compuesta de verduras y de frutas. Hace hincapié en la importancia de la variedad: cuanta más, mejor; y que las verduras y hojas verdes que pueden comerse crudas, deben ser consumidas así al menos una vez al día. La Escuela de Salud Pública de Harvard advierte que las papas no cuentan como una verdura, sino como un almidón, más cercano al grupo de los cereales.

2. Un cuarto del plato está compuesto por granos integrales. También es recomendable ir variando el tipo de grano o de cereal, desde granos enteros o integrales, a sus derivados.

Este plato indica que por granos integrales y/o enteros, podemos considerar al trigo integral, a la cebada, a granos de trigo, a la quinoa, la avena, el arroz integral, y a las comidas preparadas con estos ingredientes como pasta de trigo integral.

3. El otro cuarto del plato lo forman las proteínas saludables. Se priorizan las legumbres, los frutos secos, y otras proteínas de origen vegetal. Incluye aves y pescados en porciones muy pequeñas. Las carnes rojas y los embutidos no se recomiendan.


Te puede interesar: Más mexicanos adoptan hábitos alimenticios que eliminan productos animales


4. Aceites vegetales, con moderación. Se aconseja consumir aceites vegetales saludables como el de oliva, así como nueces y semillas.

5. En cuanto a las bebidas, la recomendación es tomar agua simple, café, o té. Se deben omitir las bebidas azucaradas, y retirar o limitar la leche y productos lácteos a una o dos porciones pequeñas, al día.

6. Hace mención al ejercicio físico y ha mantenerse activo, para mantener una composición corporal saludable.


El Plato de Harvard resulta útil para saber cómo debe ser nuestra alimentación en cada comida del día, pero también es una representación de cómo debería ser el modelo alimentario a nivel global.


3 consejos para tener en mente al diseñar menús saludables y sostenibles


- Es importante asegurarse, dentro de lo posible, que en cada comida, al menos la mitad de lo que comes sean verduras, hortalizas y frutas. Puedes incluir ensaladas, sopas y cremas frías o calientes de primer plato, verduras al horno, a la plancha, tortitas de verduras y legumbres, estofados y guisos a base de verduras, entre otras preparaciones, haciendo a las verduras la prioridad en el plato.

- Prefiere fuentes de proteína vegetales, como legumbres, nueces, semillas y cereales integrales.

- Reduce tu consumo de alimentos de origen animal.


Comer de forma saludable y sostenible no tiene porqué ser aburrido, insípido, caro o inflexible. Si bien, la poca accesibilidad y asequibilidad de alimentos saludables y frescos que presentan varias comunidades es una problemática de suma importancia, y un tema que debe ser discutido y solucionado por las autoridades gubernamentales, el voltear individual y colectivamente hacia una alimentación con las características que presenta el Plato Harvard, es una oportunidad para, no sólo mejorar nuestro estado de salud, sino también para hacer posible que más personas tengan acceso a alimentos nutritivos y a una mejor calidad de vida.


Vía Televisa News


<< Anterior Siguiente >>