¿Por qué la agricultura regenerativa es crucial para el medio ambiente?

La agricultura regenerativa prioriza la sostenibilidad ambiental, la biodiversidad y la salud humana.

Escrito por Alejandra Gloria Piña
18/09/2021 11:07

El suelo fértil es la condición principal, no sólo para el bienestar del ser humano, sino también para su existencia. Por eso, la agricultura regenerativa, junto con otras prácticas agrícolas respetuosas, como la siembra directa, conservación del suelo, agricultura orgánica, es fundamental y beneficia al suelo, revitalizando y manteniendo su fertilidad para el futuro, teniendo en mente las próximas generaciones. La degradación del suelo, al reducir significativamente el valor nutricional, la biodiversidad y las áreas adecuadas para la siembra, provoca escasez de alimentos a largo plazo. Las técnicas de agricultura regenerativa tienen como objetivo mitigar las consecuencias negativas de las actividades agrícolas.


¿Qué es la agricultura regenerativa?


La agricultura regenerativa consiste en rehabilitar el suelo y mantenerlo productivo el mayor tiempo posible para evitar la expansión agresiva a nuevas áreas, por ejemplo, talando bosques. La fertilidad del suelo es necesaria no sólo para producir cultivos que satisfagan las necesidades humanas, sino también para proporcionar forraje para los animales.

Además de mantener la fertilidad de las áreas actualmente cultivadas, las técnicas de agricultura regenerativa abarcan territorios abandonados más allá de las actividades de agricultura o los que ya están en desuso. En particular, esto incluye reforestación, restauración de turberas, fortificación de zonas de amortiguamiento, acuicultura ecológica y regenerativa, etc.

Las principales ventajas de la agricultura regenerativa son la mejora de la biodiversidad, las propiedades del suelo y el estado medio ambiental.


Te puede interesar: Restauración de hectáreas para mitigar crisis climática e inseguridad alimentaria


La agricultura regenerativa no se limita a salvar o restaurar bosques, agregar materia orgánica y aumentar la fertilidad del suelo. Los impactos ambientales de agricultura regenerativa incluyen la captación de carbono eliminando sus emisiones a la atmósfera, la reducción de la contaminación del agua y del suelo, al usar menos insumos químicos, la mejora de la biodiversidad y otros. Con más bosques salvados y carbono del suelo almacenado, obtenemos aire más puro para respirar y mitigar el efecto invernadero. Además, los hábitats naturales preservados son una condición necesaria para fomentar la biodiversidad.

Un agricultor que practica la agricultura regenerativa reconoce éstos principios fundamentales:


  • Eliminación de tratamientos de campo mecánicos, químicos y físicos. Este principio de agricultura regenerativa se asocia con técnicas de cultivo preindustriales.

  • Uso de cultivos de cobertura durante todo el año evitando suelos descubiertos y mitigando la erosión. Además, este método de agricultura regenerativa proporciona forraje y material de pastoreo para aves de corral y ganado.

  • La agricultura regenerativa mejora de la biodiversidad (por ejemplo, con rotación de cultivos, técnicas agroforestales y silvopastoriles).

  • Conservación de raíces vivas de cultivos perennes.


Todos estos principios tienen como objetivo garantizar un ciclo de agricultura regenerativa temporada tras temporada, año tras año. Sin embargo, no son universales y sus combinaciones y aplicaciones dependen de las características específicas de cada suelo en particular.


¿Por qué vale la pena implementar la agricultura regenerativa?


Uno de los mayores desafíos de la agricultura regenerativa es la reducción de beneficios en comparación con la labranza industrial. No obstante, los agricultores van cambiando de práctica a nivel mundial pensando en un futuro sostenible. Los principales motivos de los seguidores de agricultura regenerativa son los siguientes:


  1. Apoyar las necesidades alimentarias mundiales. Las pequeñas empresas agrícolas suministran productos alimenticios al mundo. Las fincas de menos de 1 ha a 2 ha representan el 84% de todas fincas, controlando tan solo el 12% de las tierras agrícolas a nivel mundial. Al mismo tiempo, las granjas a gran escala representan tan solo el 1% de todas las granjas, controlando el 65% de las tierras agrícolas.

Te puede interesar: ¿Qué tiene que ver la alimentación con el Cambio Climático?

  1. Elimina las emisiones de efecto invernadero. Los gases de efecto invernadero son uno de los principales impulsores del calentamiento global y la producción industrial de alimentos actualmente libera aproximadamente el 26% de estas emisiones. La agricultura regenerativa enfoque este problema.


  1. Combatir el cambio climático. La mera disminución de las emisiones de GEI no es suficiente para mitigar el cambio climático, sin embargo, puede funcionar bien junto con la captación de carbono del suelo mediante la implementación de la gestión de granjas regenerativas.


  1. Aumenta los rendimientos. La agricultura regenerativa fomenta fuertemente la agricultura orgánica. Las granjas orgánicas sufren menos de las condiciones climáticas extremas y producen más cultivos en condiciones climáticas desfavorables que las empresas agrícolas tradicionales.


  1. Enfrenta las sequías. La materia orgánica acumula la humedad del suelo y mejora la retención e infiltración de agua. Una de las técnicas centrales de la agricultura regenerativa es edificarlas.


  1. Ayuda a las economías locales. La agricultura regenerativa local contribuye al desarrollo de las economías locales sostenibles.


  1. Regenerar pastizales. El 70% de los pastizales están actualmente fuera de uso debido a su degradación. La situación se puede mejorar con el pastoreo gestionado de manera integral, que es una técnica eficiente de agricultura regenerativa.


  1. Estudiar el concepto de agricultura indígena. Con el poder de los conocimientos tradicionales, los agricultores pueden manejar los problemas actuales de la agricultura regenerativa.


  1. Contribuir a la biodiversidad. Las especies versátiles son beneficiosas no solo para el negocio agrícola, sino también para la sostenibilidad ambiental, que en última instancia es importante en la agricultura regenerativa.


  1. Aumentar el valor nutricional. La diversidad de cultivos cultivados asegura una nutrición más equilibrada.


¿Qué podemos hacer nosotros para sumarnos a la causa?


El cambio más grande que podemos hacer es el consumo responsable; de nada sirve que existan productores cambiando sus prácticas hacia la agricultura sostenible, si nadie consume sus productos. Debemos buscar a estos productores y consumir sus productos para generar más demanda de productos sostenibles y así estas comunidades de productores pueden mejorar sus medios de vida y seguir cuidando los bosques.


<< Anterior Siguiente >>