Nutrición 24/7: hábitos generados en el trabajo que se llevan a casa

¿Será posible que tus hábitos de alimentación en tu lugar de trabajo definan el rumbo para tener una buena o mala salud?

Escrito por Alejandra Gloria Piña
01/10/2020 16:09

Destacado:

— Los hábitos de alimentación que adquirimos en el trabajo son un reflejo de nuestro estado de salud general.

— El llevar una alimentación más saludable se traduce no sólo en un mejor desempeño laboral, sino también en un estilo de vida más saludable fuera del trabajo.

— El consumo de snacks o refrigerios entre la jornada de trabajo puede ser una de las razones importantes del aumento de peso en el lugar de trabajo.


En promedio, las personas dedicamos 8.8 horas al día al trabajo y a las actividades laborales, y el 66% de las y los trabajadores tienen sobrepeso o son obesos. Es muy fácil caer en conductas poco saludables en el lugar de trabajo y replicarlas en casa, por ejemplo los desayunos muy altos en carbohidratos, comer en la calle (sobre todo cuando se trata de antojitos o alimentos fritos y altos en grasa), y hacer colaciones durante todo el día que consisten en galletas, papas fritas y dulces. A pesar de que parezca que tu lugar de trabajo es un obstáculo para tus objetivos de comer alimentos más saludables, ser conscientes sobre qué, cuánto y en qué momentos estás comiendo, puede ayudarte a revertir la situación.


Datos a considerar...

— La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que una nutrición adecuada puede elevar la productividad de los trabajadores hasta un 20%.

— Una persona que se alimenta saludablemente tiene más oportunidades de trabajar mejor, lograr un mayor rendimiento laboral, tener niveles más bajos de estrés, y mantener hábitos saludables en casa.

— Tener un estado de nutrición óptimo reduce el ausentismo por enfermedades relacionadas con la alimentación, como la diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, enfermedades cardiacas, colesterol y triglicéridos elevados, entre otras.


Entonces, ¿cuáles hábitos de alimentación debemos modificar para asegurar una mejor nutrición tanto en el trabajo como en casa?


1. De ser posible, desayuna en casa, o implementa un desayuno saludable en la oficina


La estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad promovida por el Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social de España) recomienda levantarse con el tiempo suficiente para desayunar en casa, y de no ser posible, llevar desde casa un desayuno saludable a la oficina. Los alimentos recomendados para este tiempo de comida son: cereales y granos integrales (pan integral, granola, avena), verduras y frutas (ensaladas, cocktail de frutas), una fuente de proteína, y agua natural.

Nuestros desayunos favoritos son: • BurriensaladaBiónicoSándwich de hummus con aguacate


2. Planea y prepara tus comidas


El llevar alimentos preparados en casa te ayudará a comer porciones mucho más saludables y saber exactamente qué ingredientes contienen tus platillos. También es una forma de ahorrar dinero al evitar comer en restaurantes, puestos de comida callejera o fondas. Las bebidas con las que acompañas tus comidas también son muy importantes para mantener un estado de nutrición y peso saludables; opta por el agua natural, o agua de frutas naturales sin azúcar.

Alianza Alimentaria te recomienda: • Ceviche de frijolesMilanesas a la planchaBistec de soya con verdolagas


3. Cuida tu salud digestiva


El tener horarios de comidas establecidos, consumir alimentos bajos en grasa e irritantes, y tener un buen aporte de fibra en la dieta son formas muy efectivas de cuidar la salud de tu estómago e intestinos. Las verduras frescas en ensaladas y los cereales integrales son muy buenas fuentes de fibra, inclúyelos en tu alimentación diaria. Es importante no comer en exceso, o no comer porciones muy grandes de alimentos, ya que provocará somnolencia y la ralentización de tus labores.


4. Evita las colaciones o snacks llenas de azúcar, sal y grasa


Es muy común tener un “cajón de golosinas” o máquinas expendedoras en tu lugar de trabajo, y en la mayoría de los casos consisten en alimentos como dulces, chocolates, papas fritas, galletas, pan dulce y refrescos. ¿Sabías que solamente con los snacks puedes llegar a consumir hasta 1000 calorías más de las que realmente necesitas? Poniendo esto en perspectiva, para aumentar 1 kg de peso por semana, se necesitan consumir alrededor de 7000 calorías; si los 7 días de la semana consumes esas 1000 calorías extra en golosinas, tal vez ahí está la respuesta al aumento de peso.

En lugar de consumir dulces y papas fritas como snack, te recomendamos llevar fruta fresca o verduras crudas picadas, y para algo salado, opta por nueces, cacahuates, almendras y pistaches. Prueba estos bocadillos energéticos, o un delicioso pero saludable mousse de plátano con salvado de trigo.


5. Prefiere siempre el agua natural en lugar de bebidas azucaradas


Es muy importante que te mantengas hidratado, tanto durante tu jornada laboral, como al realizar otras actividades en casa. Incluso la deshidratación leve puede afectar la memoria y aumentar la ansiedad y la fatiga, lo que predispone a un menor desempeño laboral y a “picar” entre comidas por los nervios o ansiedad. Ten una botella de agua cerca para poder beber a lo largo del día. Tomar agua en lugar de una bebida azucarada de 600 ml te ahorra alrededor de 240 calorías.


Te puede interesar: 5 alimentos para quienes realizan actividades pesadas (¡con recetas!)


Con todo esto, podemos decir que establecer hábitos saludables en el trabajo es garantía para una vida sana en general. Durante la jornada laboral, que se lleva gran parte del día, se pueden emprender dinámicas que beneficien la salud de forma duradera y conseguir rendir más en el trabajo. Sería interesante que desde las empresas se promuevan actividades que traten de mejorar el bienestar de las personas que trabajan, pero también debe haber una responsabilidad individual con nuestra salud.


Sobre Alianza Alimentaria

Alianza Alimentaria ayuda a la implementación de dietas sostenibles en organizaciones, ofreciendo alternativas como las conservas, la eliminación de residuos, la reducción del consumo de productos de alto impacto ambiental y el consumo de productos locales y de pequeños productores. ¿Quieres formar parte de los individuos u organizaciones que están cambiando el sistema alimentario? Escríbenos a [email protected] e inscríbete en nuestro boletín al final de este blog, para recibir las actualizaciones de mismo y las acciones que llevamos a cabo para lograr nuestro objetivo.


<< Anterior Siguiente >>