Granjas industriales: la producción de pollos generará la próxima pandemia

Al menos ocho tipos de gripe aviar, todos los cuales pueden afectar a los humanos, están circulando por las granjas industriales del mundo.

Escrito por Alejandra Gloria Piña
08/12/2021 04:17

En diciembre del año pasado, 101,000 pollos en una granja gigantesca cerca de la ciudad de Astrakhan, en el sur de Rusia, comenzaron a colapsar y morir. Las pruebas realizadas por el Centro de Investigación Estatal mostraron que se trataba de una cepa relativamente nueva de gripe aviar letal, conocida como H5N8 y, en unos días, 900,000 aves en la planta de Vladimirskaya fueron sacrificadas para evitar una epidemia.

La gripe aviar es la otra pandemia en curso en el mundo y el H5N8 es sólo una cepa que ha arrasado miles de bandadas de pollos, patos y pavos, en casi 50 países, y no muestra signos de detenerse.

Sin embargo, el incidente de las granjas de Astrakhan fue diferente. Cuando se hicieron las pruebas a 150 trabajadores de la granja, se descubrió que cinco mujeres y dos hombres tenían la enfermedad, aunque de forma leve. Era la primera vez que se sabía que el H5N8 pasaba de las aves a los humanos.

Ésta situación se alertó a la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero, al estar en el punto álgido de la pandemia de Covid-19, se prestó poca atención, incluso cuando Anna Popova, asesora principal de consumidores de la Federación de Rusia, advirtió que “hay un grado de probabilidad de que la transmisión de persona a persona del H5N8 evolucione pronto, y que el trabajo debería comenzar de inmediato en el desarrollo de una vacuna.”

Actualmente, la atención mundial se centra en los orígenes del Covid-19, ya sea en la naturaleza o en un laboratorio, pero ocho o más variantes de la gripe aviar, todas las cuales pueden infectar y matar a los humanos, y son potencialmente más graves que el Covid-19, “revolotean” regularmente en las granjas industriales del mundo, que los gobiernos apenas notan.

No ha habido más informes de infecciones humanas por H5N8 en 2021, pero, hace una semana, la preocupación se centró en China, donde otro tipo de gripe aviar, conocida como H5N6, ha infectado a 48 personas desde que se identificó por primera vez en 2014. La mayoría de los casos se han relacionado con personas que trabajan con aves de granja, pero ha habido un aumento en las últimas semanas, y más de la mitad de todas las personas infectadas han muerto, lo que sugiere que el H5N6 está ganando velocidad, muta y es extremadamente peligroso.

La OMS y los virólogos chinos se han preocupado lo suficiente como para pedir a los gobiernos que aumenten su vigilancia. "La probabilidad de propagación de persona a persona es baja, pero se requiere urgentemente una vigilancia geográfica más amplia en las áreas afectadas de China y las áreas cercanas, para comprender mejor el riesgo y el reciente aumento de la propagación a los humanos", dijo un portavoz de la región del Pacífico, de la OMS, en un comunicado.

A principios de este mes, el Centro de Control de Enfermedades de China (CDC) identificó varias mutaciones en dos casos recientes de H5N6. La propagación del virus H5N6 es ahora una "amenaza seria" para la industria avícola y la salud humana, dijo Gao Fu, director del CDC, y Shi Weifeng, decano de salud pública de la Primera Universidad Médica de Shandong.

“El potencial zoonótico de los AIV (virus de la influenza aviar) justifica un monitoreo continuo y atento para evitar más derrames que podrían resultar en pandemias desastrosas”, dicen.


Ganadería industrial y enfermedades


La OMS sospecha, pero no ha comprobado aún, que el Covid-19 está relacionado con la cría intensiva de animales en las muchas granjas de vida silvestre, apenas reguladas, del sudeste asiático. Los principales brotes de los últimos 30 años, incluida la “fiebre Q” en los Países Bajos, y los brotes de influenza aviar altamente patógena, se han relacionado con la ganadería intensiva.


No te pierdas: 6 formas en las que el COVID19 cambiará la forma en que comemos


Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), “los virus de la influenza aviar están evolucionando hacia un gran acervo genético de virus diversos... Un patógeno puede convertirse en un agente hipervirulento; en los monocultivos que implican la cría masiva de animales genéticamente idénticos que se seleccionan para una alta conversión alimenticia, un patógeno hipervirulento emergente se propaga rápidamente dentro de una parvada o hato ”.

Los gobiernos y la industria suelen culpar a las aves silvestres por la propagación de la gripe aviar a lo largo de las rutas migratorias, pero cada vez hay más pruebas de que las granjas intensivas son potenciales "ollas de mezcla" de virus nuevos y mortales.

Con más de 20 mil millones de pollos y casi 700 millones de cerdos criados al mismo tiempo, Rob Wallace, virólogo americano, dice que las posibilidades de que surjan nuevas cepas y variantes de la gripe, y se propaguen a los humanos, son altas.


Te puede interesar: Descubre qué actividad diaria aumenta el riesgo de una nueva pandemia.


Su argumento está respaldado por Sam Sheppard, un biólogo de la Universidad de Bath, quien dice que el uso excesivo de antibióticos, el hacinamiento y la similitud genética entre los animales, proporcionan las condiciones ideales para que muchas bacterias, virus y otros patógenos se fusionen, muten, se propaguen y luego se pasen a los humanos.

Sheppard investiga cómo mantener a los animales encerrados, juntos, desencadena cambios genéticos en bacterias comunes como Campylobacter, que ahora están muy extendidos en las aves de corral, los cerdos y el ganado. “Estos aparecieron por primera vez en el siglo XX, coincidiendo con grandes aumentos en el número de ganado de granja. Las bacterias ahora son resistentes a los antibióticos como resultado del uso excesivo de medicamentos ”, dice.


Para leer después: ¿Cómo nos afecta el uso de antibióticos en la ganadería?


Tampoco se trata solo de aves y cerdos. La aparición de enfermedades respiratorias como el Mers en los camellos, los coronavirus en las granjas de visones, y la EEB (encefalopatía espongiforme bovina) en el ganado de vacas, sugiere que la cría intensiva de cualquier animal aumenta los riesgos de infección.


La siguiente pandemia


Marius Gilbert, epidemiólogo de la Université Libre de Bruselas, en Bélgica, ha demostrado cómo la gripe aviar está relacionada con la rápida intensificación de la avicultura, que ahora hace que los virus de la gripe aviar sean más peligrosos.

Los expertos en salud pública han advertido durante mucho tiempo sobre los peligros de la ganadería industrial, pero desde Covid, lo que está en juego ha aumentado, a medida que se ven los costos totales de una pandemia moderna, dice el médico e historiador Michael Greger, autor del libro “Gripe Aviar: Un virus de nuestra propia eclosión.”

"Estamos viendo una explosión sin precedentes en los brotes de nuevos virus de la gripe aviar, que, históricamente, han presentado el mayor riesgo de pandemia, y ciertamente, tienen el potencial de ser peor que el Covid", dice.

Gilbert dice que no es sólo la ganadería industrial lo que conduce a la peligrosa gripe aviar, sino los cambios que los humanos están haciendo en el medio ambiente en general. “La mayoría de los virus que circulan en las aves silvestres son de bajo peligro y sólo causan efectos leves. Pero, de vez en cuando, ingresan al sistema avícola, donde atraviesan cambios evolutivos, principalmente relacionados con las condiciones en las que se crían los animales. Hemos visto que los virus poco patógenos han ganado patogenicidad en las granjas ".

Esto puede crear un círculo vicioso en el que un virus muta en una granja y luego vuelve a la población de aves silvestres, donde puede extenderse más a través de rutas migratorias, dice. "Cada vez que las personas se infectan, existe el peligro de que los virus se vuelvan más peligrosos o transmisibles".


Vía The Guardian


<< Anterior Siguiente >>