COP25: Los líderes deben discutir sobre nuestra alimentación

Es urgente que en la COP25, las dietas sostenibles sean parte de los compromisos adquiridos.

Escrito por Karina González Bret
23/02/2020 08:45

En el marco de la edición 25 de la Cumbre Climática de la ONU se estarán discutiendo las estrategias mundiales de mitigación y adaptación al cambio climático. Sin duda, después del reporte del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) emitido el pasado Agosto, el cambio de uso de suelo por las actividades agropecuarias empieza a ser un tema de discusión indispensable cuando se trata de estrategias por combatir el cambio climático.

Desde hace más de 15 años, se ha reiterado que la ganadería tiene un impacto mucho mayor en el cambio climático que las actividades agrícolas, debido principalmente a cuatro factores:

  1. Las emisiones de metano, provenientes de los eructos y flatulencias de los los rumiantes y por la descomposición de la materia orgánica asociada a la ganadería, como sangre, heces y los residuos de los cultivos utilizados para producir los piensos para animales.
  2. Las grandes extensiones de tierra necesarias para que los animales se alimenten (ya sea pastando, o por los cultivos requeridos para producir sus alimentos), que son responsables de gran parte de la deforestación actual.
  3. La energía y combustibles necesarios para tractores, riego, transportación, procesamiento, distribución, refrigeración y cocción de los alimentos.
  4. Las grandes cantidades de agua que son requeridas para producir los alimentos de los animales.

El año pasado, el Centro por la Diversidad Biológica, emitió un reporte sobre el costo climático de la comida servida durante la COP24, donde se observó que la alimentación sigue estando rezagada en las discusiones, a pesar de múltiples reportes que exponen que las dietas basadas en productos animales tienen una huella de carbono por mucho superior a las dietas basadas en plantas; inclusive, el Instituto Mundial de Recursos Naturales (WRI por sus siglas en inglés) ha advertido que no será posible lograr el objetivo de mantener el aumento de temperatura dentro de los 2°C si no se modifica el sistema alimentario actual.

Discutir de un cambio en el sistema alimentario es una urgencia, por lo que desde Alianza Alimentaria, instamos a los líderes mundiales a hacer cambios estructurales que impulsen la implementación de dietas sostenibles en instancias de gobierno, educativas y corporativas.

Por otro lado, el gobierno de México ha reiterado su compromiso para combatir el cambio climático, por lo que debe ir más allá de las acciones enfocadas a la eficiencia energética y el manejo de residuos, ligando el plan nacional de desarrollo para impulsar una producción sostenible de los alimentos agrícolas, una transformación del sector ganadero hacia productos del campo con menores efectos ambientales y que rescaten la diversidad cultural y alimentaria de México, que desde sus orígenes basaba su dieta en una mayor cantidad de plantas que de animales pero que se ha visto influenciada por las culturas occidentales en el aumento del consumo de productos animales.

Comparte este artículo con los Hashtags #COP25, #EmergenciaClimática y #DietasSostenibles para pedir a la COP25 y al Gobierno de México que se establezcan acuerdos relacionados a la alimentación y el cambio climático.


<< Anterior Siguiente >>