El consumo de café y su relación con la salud

El café es la segunda bebida más consumida en todo el mundo. Te platicamos sobre sus beneficios y desventajas a la salud.

Escrito por Alejandra Gloria Piña
19/10/2020 10:42

El café se descubrió en el año 300, en Etiopía, pero fue hasta el siglo XV que se empezaron a tostar sus granos para prepararlos como infusión. De acuerdo con los historiadores, al inicio solo se acostumbraba masticar las hojas o hervirlas, pero realmente fue hasta después del año 1714 que comenzó a cultivarse y hacerse popular su consumo en todo el mundo.

Esta es la segunda bebida más consumida en el mundo, después del agua. Todos los días, en el mundo, se beben entre 1,600 y 2 mil millones de tazas. El 65% se toman en la mañana.

El consumo de café en México es una tradición que se ha transmitido por diferentes generaciones y que tiene que ver con la producción del grano en zonas del sureste del país, principalmente, cuya calidad es reconocida en el mundo.


Café y salud

El consumo de café puede tener efectos positivos y riesgos para la salud de las personas que lo consumen.

Estudios epidemiológicos y experimentales demuestran la relación del café con la memoria, las funciones intelectuales, las enfermedades neurodegenerativas, diabetes tipo 2 y enfermedad hepática, como los posibles efectos benéficos.

Los efectos negativos incluyen: aumento en la severidad de patologías gastrointestinales, alteraciones en la concepción, aumento en la presión arterial y el colesterol que contribuyen a los riesgos de enfermedades cardiovasculares, e interacción con algunos nutrientes impidiendo su correcta absorción.

Todos estos efectos están sujetos a las características fisiopatológicas y a la susceptibilidad individual.


Características nutricionales del café

El grano de café es un fruto que aporta nutrientes al organismo. En la siguiente tabla podemos observar el contenido de nutrientes de los granos de café:

Además del contenido nutricional, en la semilla del café se encuentran una gran variedad de compuestos químicos que son los responsables de las diferentes propiedades organolépticas y fisiológicas del café. Esas sustancias intervienen en los efectos que desencadena el consumo de café, pero su componente más importante y característico es la cafeína.


Nutrición y café

Desde el punto de vista nutricional, la cafeína interfiere en la absorción de algunos nutrientes importantes en el organismo, como el calcio y el hierro.


Hierro

En el caso del hierro, se debe evitar el consumo de café una hora antes y una hora después de ingerir alimentos que sean ricos en este nutriente, ya que el café inhibe su absorción.


Calcio

Se ha demostrado que el café disminuye la absorción de calcio en el tracto digestivo, y aumenta su excreción urinaria y fecal, por eso se asocia a un balance negativo de calcio en el organismo. Sin embargo, no existe evidencia de que el consumo de café deteriore la salud ósea, ni se ha relacionado con la presencia de osteoporosis.

En personas con reflujo gastroesofágico, gastritis y úlceras, la cafeína aumenta la producción de ácido clorhídrico, que aumenta la severidad de los síntomas de estos padecimientos.


Las instituciones de salud recomiendan un consumo moderado de café, de entre 300 a 600 mg/día sin ningún riesgo, siempre y cuando el resto de hábitos de la persona sean saludables, y considerando padecimientos preexistentes y la susceptibilidad individual a la cafeína.


Café y cambio climático

El café es uno de los varios cultivos que se encuentran en peligro por el camblio climático por lo que si usted es un amante del café y no puede iniciar sus mañanas sin él, es importante que tome todas las acciones necesarias para desacelerar el cambio climático. Nosotros sugerimos llevar una dieta rica en vegetales, semillas, frutas, leguminosas y cereales, mientras que minimiza o elimina el consumo de carnes, lácteos, huevos y peces, que tienen una huella de carbono muy alta.

¿En su empresa sirven café todos los días pero no sirven dietas sostenibles? contáctenos para orientarle cómo evitar que el café se extinga como consecuencia de lo que sirve en su cafetería a la hora de la comida.


<< Anterior Siguiente >>